Al final me he dejado llevar por el espíritu de Halloween…Fantasmas de merengue con un corazón muy negro

Fantasma de merengue

¿Es posible que a una gaditana no le gusten los disfraces?, pues sí, aquí me tenéis, ¡un poco rarita la niña!. A ver, tengo que aclarar que sí me gustan los carnavales, las comparsas, chirigotas, Halloween (aunque menos claro, para eso sí que me siento 100% gaditana), pero lo de tenerme que disfrazar yo…¡eso lo llevo bastante mal!. No sé cómo explicaros, es que me siento bastante ridícula disfrazada.

Sin contar cuando era pequeña, cuando no tenía poder de decisión por mi misma (entendedme, cuando mis padres me disfrazaban para la típica fiesta del cole), creo que me habré disfrazado en mi vida…¿¿UNA VEZ??. Y no es que fuera una experiencia especialmente dramática, pero qué queréis que os diga, no-me-gusta. Y digo yo, ¿tenemos que disfrutar de unos carnavales, o de una fiesta de Halloween, forzosamente disfrazados?. Pues no, yo lo siento mucho, ¡me niego!, no me apetece para nada pasar un mal rato.

Fantasma de merengue

A pesar de todo, me encanta que los peques disfruten de este tipo de fiestas. En realidad pienso que, aunque en su origen era una leyenda popular bastante macabra, en la actualidad está pensada para ellos, por eso, y como cada año llaman a mi puerta pidiendo “Truco o Trato”, este año he pensado darles unos merenguitos con forma de fantasmas un tanto especiales, y es que estos fantasmas tienen un corazón negro, pero que muy negro, pero esto será toda una sorpresa.

Fantasma de merengue

Espero que los disfruten tanto como he disfrutado yo mientras los hacía, porque al fin y al cabo ese era mi objetivo…igual me pinto una verruga de bruja en la cara para recibirlos, aunque eso casi no me haría falta :-P

Fantasma de merengue

Imprimir

FANTASMAS DE MERENGUE CON CORAZÓN DE REGALIZ

Para el merengue:

Ingredientes: Para 12 unidades aproximadamente (dependiendo del tamaño de los fantasmas)

    • 3 claras de huevos grandes
    • Una pizca de sal
    • 100g de azúcar blanca
    • 100g de azúcar glass
    • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
    • Regaliz cortado en trocitos
    • Sprinkle color negro

Preparación:

Precalentamos el horno a 100ºC y preparamos la bandeja del horno poniendo una hoja de papel para hornear.

Mientras tanto, incorporamos la pizca de sal a las claras de huevo y lo ponemos en una batidora eléctrica a velocidad alta. Cuando veamos que empiezan a formarse burbujas de aire y a espesar, vamos añadiendo el azúcar blanca poco a poco. A continuación añadimos el extracto de vainilla.

Cuando veamos que el merengue está brillante, lo retiramos de la batidora y vamos añadiendo el azúcar glass tamizado, poco a poco con una espátula.

Cuando ya lo tengamos mezclado, preparamos la manga pastelera con una boquilla redonda. Yo usé una boquilla de diámetro 12mm.

A continuación añadimos a la manga pastelera el merengue preparado. Para formar los fantasmas ponemos la manga verticalmente a la bandeja y apretamos hasta formar un círculo del diámetro deseado. Una vez lo hayamos conseguido, vamos subiendo la manga un poco para que coja volumen y dejamos de apretar. A continuación, justo en el centro de la base del fantasma colocamos unos trocitos de regaliz y volvemos a repetir la operación anterior. Esta vez el diámetro debe ser menor, de manera que consigamos crear una forma piramidal. Por último, para crear la cabeza del fantasma y su caperuza, debemos dejar de apretar la manga poco a poco inclinándola a la vez hacia el lado donde queramos que aparezca la caperuza.

No os preocupéis si no salen bien a la primera, cuando llevéis varios hechos saldrán perfectos. Si no estáis conformes, podéis recoger el merengue (al colocarlos sobre el papel de hornear es fácil de recoger), meterlo de nuevo en la manga pastelera y repetirlo.

Por último, para hacer los ojos, se coloca un par de bolitas de Sprinkle color negro, apretando un poquito para que se queden fijos.

Para la decoración:

La guirnalda de murciélagos y calavera, los podéis descargar aquí .

El pie de tarta es de Pórtico, el cubilete de latón de Los Peñotes, la botella de cristal de Scrap Shoper, la cucharilla de Zara Home y las pajitas las compré en Dulces Ilusiones, en la tienda física de Las Tablas.

Fantasma de merengue

Fantasma de merengue

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TRUCOS Y CONSEJOS

Si vais a usar claras de huevos pasteurizadas, tenéis que tener cuidado de no empezar a montarlas con excesiva velocidad, o no montarán bien. Os lo digo por propia experiencia…de algo se aprende, ¿no? ;-)

Tampoco es conveniente batir en exceso el merengue, en cuanto lo veáis brillante y suficientemente denso, se debe retirar de la batidora.

Cuidado con los extractos de vainilla de color si queremos que nuestro merengue sea blanco. Si queréis que el merengue os quede aún más blanco, podéis añadir colorante blanco mientras batís.

 

Fantasma de merengue

Puedes seguir todas las novedades del blog a través de Facebook o bien suscribiéndote para no perderte ninguna entrada.

3 comentarios a Al final me he dejado llevar por el espíritu de Halloween…Fantasmas de merengue con un corazón muy negro

Deja un comentario